Bibliografía Comentada

Rebeca Mondéjar Solís

Hospital Universitario La Princesa, Madrid
Servicio de Oncología Médica

Ramón Colomer Bosch

Hospital Universitario La Princesa, Madrid
Jefe de la sección de oncología médica.

Esta sección está supervisada por el grupo de expertos de Oncobyg. La información recogida en esta web refleja únicamente la opinión del grupo de expertos de Oncobyg, y sus recomendaciones no pretenden sustituir a las directrices de consensos de sociedades médicas o de las guías de tratamiento oncológico vigentes en la actualidad

Gist

Pathologic and Molecular Features Correlate With Long-Term Outcome After Adjuvant Therapy of Resected Primary GI Stromal Tumor: The ACOSOG Z9001 Trial

Christopher L. Corless, Karla V. Ballman, Cristina R. Antonescu, Violetta Kolesnikova, Robert G. Maki, Peter W.T. Pisters, Martin E. Blackstein, Charles D. Blanke, George D. Demetri, Michael C. Heinrich, Margaret von Mehren, Shreyaskumar Patel, Martin D. McCarter, Kouros Owzar, and Ronald P. DeMatteo. J Clin Oncol 32:1563-1570.

3 de noviembre de 2016

Aproximadamente un 40-60 % de los tumores GIST localizados recaen tras la cirugía. En base a los resultados de algunos estudios retrospectivos, conocemos el valor pronóstico del tamaño tumoral, su localización y su índice mitótico en los tumores GIST localizados, parámetros que empleamos de manera rutinaria para evaluar el riesgo de recaída y el beneficio de tratamiento adyuvante con Imatinib.

El primer estudio que evalúo el papel del Imatinib adyuvante durante 1 año, en tumores GIST resecados y de al menos 3 cm de tamaño, demostró su objetivo primario: beneficio en supervivencia libre de enfermedad (sin beneficio en supervivencia global) (referencia: Dematteo RP, Ballman KV, Antonescu CR, Maki RG, Pisters PW, Demetri GD, et al. Adjuvant imatinib mesylate after resection of localised, primary gastrointestinal stromal tumour: a randomised, double-blind, placebo-controlled trial. Lancet. 2009;373(9669):1097-104).

Este artículo presenta los datos de un subanálisis de dicho estudio en el que se evalúa el papel del genotipo (mutación de KIT o PDGFR) como factor pronóstico independiente y factor predictivo de beneficio del tratamiento con Imatinib adyuvante.

En base a los resultados de este estudio, además de los parámetros clásicos (tamaño, localización y número de mitosis), el genotipo juega un papel fundamental a la hora de valorar el beneficio del tratamiento adyuvante siendo los pacientes portadores de delección en el exón 11 de KIT los que presentan un mayor beneficio de dicho tratamiento.