Conceptos básicos

El número de biomarcadores de potencial interés clínico crece cada año, y bastantes de ellos han sido aprobados por agencias reguladoras o están en fases avanzadas de investigación. En este contexto, se ha reunido un panel de oncólogos médicos para analizar y discutir los biomarcadores moleculares que pueden influir en la toma de decisiones clínicas a tres niveles:

· Diagnóstico diferencial.

· Factores pronósticos: predicen la evolución clínica de manera independiente al efecto terapéutico.

· Factores predictivos: predicen la respuesta o el beneficio a la terapia.

Esta clasificación de los biomarcadores responde a sus indicaciones de uso clínico y es consistente con la utilizada por la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) (1). Los biomarcadores revisados por el panel son aquellos de los que se dispone de estudios diseñados específicamente para investigar el papel del biomarcador, y cuya determinación es siempre o generalmente factible en estudios de muestras biológicas de los pacientes. Hemos excluido de este análisis los marcadores tumorales séricos clásicos, dado que su uso se dirige fundamentalmente a la monitorización de la enfermedad y esta aplicación clínica está fuera del ámbito de los objetivos de este panel.

Una vez analizados los biomarcadores seleccionados, se ha establecido una gradación sobre su papel en la clínica. El espíritu de esta gradación es de índole práctico y pretende ser de ayuda para los profesionales que nos confrontamos con una literatura creciente y compleja en este campo. Siguiendo este objetivo, la gradación es en:

  • Marcadores moleculares rutinarios: son aquellos que, con la evidencia disponible, consideramos indispensables para la toma correcta de decisiones clínicas en las indicaciones que se mencionan, sean para diagnóstico, pronóstico o predicción de respuesta.
  • Marcadores moleculares recomendables: son aquellos que, con la evidencia disponible, consideramos que su determinación puede ser de ayuda en la toma de decisiones clínica en algunos pacientes en las indicaciones que se mencionan. Sin embargo, consideramos que el hecho de no realizar su determinación no influye negativamente en el diagnóstico o el tratamiento de los pacientes.
  • Marcadores moleculares en investigación: es una selección de biomarcadores que consideramos experimentales, pero que los datos disponibles sugieren que, en un futuro, podrían pasar a una categoría superior. También se incluyen, en esta categoría, aquellos marcadores que son objeto de discusiones en el seno de la oncología, o aquellos que podrían ser útiles pero difícilmente viables en su determinación en la fecha actual.

En las patologías seleccionadas para este análisis, en base a la existencia de un alto interés en posicionar los marcadores disponibles (mama, pulmón no célula pequeña, digestivo, sarcomas, primario oculto y linfomas), los miembros del panel revisaron la literatura y realizaron su recomendación. Las recomendaciones fueron presentadas en reuniones con asistencia de todos los panelistas y se alcanzó un consenso sobre los biomarcadores a incluir y su grado de recomendación (Tabla I) .

Tabla I. Biomarcadores moleculares y su gradación



Uno de los aspectos clave y difícil, en la determinación de biomarcadores, es la estandarización, reproducibilidad y concordancia entre laboratorios (2). Estos puntos comportan la necesidad de controles de calidad a nivel nacional. La discusión de estos aspectos está fuera de los objetivos del panel. Sin embargo, al igual que en otros países, hay que destacar que la Sociedad Española de Anatomía Patológica (SEAP) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) han elaborado recientemente un documento de consenso sobre la determinación de HER2 (3, 4) y es de esperar que se siga un camino similar con otros biomarcadores relevantes.

Referencias

1. Clinical practice guidelines for the use of tumor markers in breast and colorectal cancer. Adopted on May 17, 1996 by the American Society of Clinical Oncology. J Clin Oncol 1996;14:2843-77.

2. Barker PE. Cancer biomarker validation: standards and process: roles for the National Institute of Standards and Technology (NIST). Ann N Y Acad Sci 2003;983:142-50.

3. Wolff AC, Hammond ME, Schwartz JN, Hagerty KL, Allred DC, Cote RJ, Dowsett M, Fitzgibbons PL, Hanna WM, Langer A, McShane LM, Paik S, Pegram MD, Perez EA, Press MF, Rhodes A, Sturgeon C, Taube SE, Tubbs R, Vance GH, van de Vijver M, Wheeler TM, Hayes DF. American Society of Clinical Oncology/College of American Pathologists guideline recommendations for human epidermal growth factor receptor 2 testing in breast cancer. J Clin Oncol 2007;25:118-45.

4. Albanell J, Andreu X, Calasanz MJ, Concha A, Corominas JM, Garcia-Caballero T, Lopez JA, Lopez-Rios F, Ramon YCS, Vera-Sempere FJ, Colomer R, Martin M, Alba E, Gonzalez-Martin A, Llombart A, Lluch A, Palacios J. Guidelines for HER2 testing in breast cancer: a national consensus of the Spanish Society of Pathology (SEAP) and the Spanish Society of Medical Oncology (SEOM). Clin Transl Oncol 2009;11:363-75.