Histórico - Bibliografía Comentada

Mariano Provencio

Jefe de Servicio
Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda, Madrid

Esta sección está supervisada por el grupo de expertos de Oncobyg. La información recogida en esta web refleja únicamente la opinión del grupo de expertos de Oncobyg, y sus recomendaciones no pretenden sustituir a las directrices de consensos de sociedades médicas o de las guías de tratamiento oncológico vigentes en la actualidad

Linfomas y mielomas

Brentuximab Vedotin (SGN-35) for Relapsed CD30-Positive Lymphomas

Anas Younes, M.D., Nancy L. Bartlett, M.D., John P. Leonard, M.D., Dana A. Kennedy, Pharm.D., Carmel M. Lynch, Ph.D., Eric L. Sievers, M.D., and Andres Forero-Torres, M.D. N Engl J Med 2010;363:1812-21.

16 de diciembre de 2010

La utilización de los anticuerpos monoclonales contra en antígeno de membrana CD-20 ha sido el mayor avance terapéutico que se ha producido en el tratamiento de los linfomas en los últimos 30 años. Afortunadamente, la gran mayoría de los linfomas B expresan el antígeno CD-20. Sin embargo, los linfomas T no expresan el antígeno CD-20 en la membrana de la célula maligna y los linfomas de Hodgkin sólo lo expresan en un 15-30% de los casos. CD-30 es un antígeno de membrana que expresan todas las células malignas de los pacientes con linfoma de Hodgkin clásico, la mayoría de los pacientes con linfoma anaplásico y algunos pacientes con linfoma T periférico. Hace unos años empezó la investigación de dos anticuerpos monoclonales contra CD-30, pero ninguno demostró actividad significativa en estos pacientes1,2.

En este artículo se describen los resultados de un estudio fase I con un anticuerpo monoclonal anti-CD30 ligado a una toxina antimicrotúbulos (Monometil-Auristatina-E, MMAE) en pacientes con linfomas que expresan CD-303. La inmunotoxina se denomina SNG-35 o Brentuximab Vedotin.
Se incluyeron 45 pacientes con linfomas positivos para CD-30 (43 linfomas de Hodgkin clásico, 2 linfomas anaplásicos y 1 linfoma angioinmunoblástico). La dosis recomendada para futuros estudios fue de 1.8 mg/kg cada 3 semanas. La tolerancia fue excelente, destacando la presencia de neuropatía en 16 pacientes (15 grado 1-2 y 1 grado 3), que apareció a las 9 semanas del tratamiento (mediana). La neuropatía se resolvió tras la finalización del tratamiento en 10 pacientes, mientras que en 6 persistía en grado 1 o 2 en el momento del cierre del estudio. Lo más llamativo, al tratarse de un estudio fase I, es la actividad antitumoral de la inmunotoxina. De los 45 pacientes, 17 respondieron (11 respuestas completas y 6 respuestas parciales). Estas respuestas fueron confirmadas por un comité evaluador independiente. Además, de los 12 pacientes tratados con la dosis de 1.8 mg/kg, 6 (50%) respondieron. Se observaron respuestas en 15 pacientes con linfoma de Hodgkin y en los dos con linfoma anaplásico (respuesta completa en ambos casos). La mediana de duración de las respuestas fue de 17 meses (rango, 1-20).

Este estudio es un ejemplo de cómo avanza el tratamiento individualizado en pacientes con linfoma. CD-30 es un marcador que forma parte del panel diagnostico habitual de esta patología. Si los resultados obtenidos se confirman en los estudios fase II, los pacientes cuyos linfomas expresen CD-30 podrán acceder a un tratamiento individualizado con un mecanismo de acción diferente a la quimioterapia y con buena tolerancia.

Bibliografía
1.- Ansell SM, Horwitz SM, Engert A, et al. Phase I/II study of an anti-CD30 monoclonal antibody (MDX-060) in Hodgkin´s lymphoma and anaplastic large cell lymphoma. J Clin Oncol 2007; 25: 2764-6.
2.- Forero-Torres A, Leonard JP, Younes A, et al. A phase II study of SNG-30 (anti-CD30 mAb) in Hodgkin´s lymphoma or systemic anaplastic large cell lymphoma. Br J Haematol 2009; 146: 71-9.
3.- Younes A, Bartlett NL, Leonard JP, et al. Brentuximab Vedotin (SNG-35) for relapsed CD30-positive lymphomas. N Engl J Med 2010; 363: 1812-21.