Homo economicus vs homo sapiens

Emilio Muñoz. CCHS, Instituto de Filosofía, CSIC

Los encargados de dictar y guiar las políticas económicas de la sociedad actual tienen mucho que aprender de la biología y de la investigación científica. Tal y como defiende en dos recientes artículos el científico Emilio Muñoz (uno publicado en “Cinco Días” y otro colgado en la web de la Fundación CIVES), las políticas económicas que se están aplicando parecen ser escasamente científicas, dudosamente eficientes en términos sociales (a juzgar por los resultados), peligrosamente contraevolutivas (no reconocen el carácter evolutivo de las verdades científicas) y son de limitada legitimidad ética. “Es como si el homo economicus quisiera actuar contra el homo sapiens”, afirma este investigador, que efectúa un análisis de la evolución de las teorías biológicas y las aplica a la gestión de la crisis económica.

Por otra parte, en el texto colgado en la web de la la Fundación CIVES el autor pone en el plano de la actualidad el decálogo de los “nunca” para subrayar la contradictoria, casi caótica, situación en que estamos atrapados y que coloca al homo sapiens en dificultades para su desarrollo socialmente sostenible